martes, 29 de noviembre de 2011

No estamos solos



Jong Ki Love ©
Cliente: Biblioteca Viva
Campaña: Dona un Libro
Publicación: junio – julio 2011
Dirección creativa: Seba Inostroza
Arte: Jong Ki Love
Diseño: Vero Rodríguez
Textos: Seba Inostroza

Entre tantas y diversas páginas y blogs que sigo por RSS, un día, a mediados del 2010, leí un post publicado por los buena onda de El Safari en el que mostraban el trabajo de Slinkachu, un inglés que desde el 2006 trabaja en su proyecto personal llamado "
The Little People Project" que consiste básicamente en fotografiar miniaturas en espacios urbanos. Slinkachu juega con las proporciones, mostrando en series de 3 imágenes una situación en miniatura que al ir abriendo el plano se funde con la escala humana. Su trabajo me llamó tanto la atención que me inspiró la imagen para la próxima campaña “Dona un Libro” que realizaríamos en junio del 2011. Archivé su nombre y esperé con ansias el momento.



Slinkachu © 2011
Ya en abril 2011 comenzamos a trabajar en Dona un Libro. Esta campaña consiste en que cada una de las 10 sedes de Biblioteca Viva apadrina a una escuela de escasos recursos para ayudar a mejorar su colección bibliotecaria. Durante un mes y medio se recepcionan las donaciones y al finalizar la campaña todos los libros recibidos son entregados a cada una de las escuelas apadrinadas.
Tenía clarísimo la imagen que quería y el texto que la acompañaría, lo que no sabía era quién en Santiago podría hacer un trabajo inspirado en el de Slinkachu, ya que no sólo se trataba de encontrar un buen fotógrafo con su buena cámara y lente para generar el efecto, lo que hace este "vengador de las pequeñas personas abandonadas en la calle" es más que fotografía. Seguí investigando y buscando fotógrafo hasta que llegué al blog de Jong Ki Love, un madrileño que también trabajaba hace años en un proyecto muy similar y que también me llamó mucho la atención. A diferencia de Slinkachu, sus historias en miniatura son contadas solo con dos planos.


Me di cuenta que lo que ellos hacían difícilmente lo podríamos reproducir, entonces recordé esas jornadas en el congreso de diseño y cultura urbana “Súdala” y a los expositores que contaban sus experiencias trabajando con personas de todo el mundo a través de Internet, y pensé “por qué no pedirle a los mismos expertos en la técnica que nos desarrollen la imagen de la campaña?”. Tomé sus correos y les escribí. El primero en responder y entusiasmarse con la idea fue Jong Ki Love.

 
Jong Ki Love se autodefine como un reformador callejero, que con una Sony DSC T-10 y un bote de pegamento extrafuerte Loctite Superglue 3 con pincel, modifica la realidad social. Su proyecto se llama “
We are not alone” y pueden conocerlo aquí.
Le envié un segundo correo con un brief en el que le describía la imagen que tenía en mente: un adulto entregándole un libro a un niño y en el plano “humano” un gran paisaje acompañado de la frase “un pequeño aporte puede ampliar el mundo de cientos de niños”. El resto se lo dejé a su libertad e inspiración.
Las dudas y ajustes las conversábamos por Facebook chat, a esa altura ya nos tratábamos de 'Jong Ki' y 'Seba'. Pocas veces usamos el correo y solo recordábamos los miles de kilómetros a los que nos encontrábamos cuando mirábamos el reloj. Una semana después yo estaba descargando los originales desde DropBox. La magia de Internet.




Al ver las imágenes se me puso la piel de gallina, era exactamente lo que había imaginado y había sido creado por el artista cuyo trabajo admiraba. Tras varios minutos pegado en la pantalla, le compartí la carpeta a la Vero para que diagramara y terminara el diseño. Ella tuvo la no fácil labor de adaptar la imagen a los distintos formatos en que difundiríamos la campaña: diarios, revistas, Web, redes sociales, tambores para recibir las donaciones y stickers de regalo para los donantes. El resultado fue este:



Dona un Libro fue un éxito, aumentamos la cifra de libros donados en relación al 2010, pudimos beneficiar a 10 escuelas y lo más importante, a cientos de niños que podrán ampliar su mundo gracias al poder de la lectura y los libros. Como equipo tuvimos la interesante experiencia de trabajar con la colaboración de un gran artista extranjero, quien puso todo su entusiasmo, talento y profesionalismo sin esperar nada a cambio. No estamos solos, gracias Jong Ki, te debo una cena ;)

Y en la próxima entrada: “El Rey del filme europeo”.

Sígueme en Instagram: @Seba1nostroza


3 comentarios:

  1. Amo a las miniaturas de personas!!! Mini animals?

    ResponderEliminar
  2. Se me olvidó: NO ESTAMOS SOLO.
    Jajajajaja.

    ResponderEliminar